Hermanos en la vida y en el deporte

por Carlos Rodríguez Vivián

Los hermanos Julián y Marcelo, son un poco, parafraseando a los Boy Scout: “siempre listos”. Los conocemos hace muchos años, y siempre los vimos dedicados a sus trabajos y a sus familias. Vecinos del balneario Cuchilla Alta, los caracterizó la solidaridad para con el prójimo. Dispuestos a dar una mano a quien la necesitara. Desde muy jóvenes se forjaron desde abajo, sin cejar en el esfuerzo, para superarse e ir para adelante. Julián, dedicado a la venta de leña, en sus comienzos dio inicio a un pequeño comercio con lo que tenía y paulatinamente lo fue mejorando en la construcción de un galpón muy moderno y confortable, con todo lo necesario para una buena atención. Siempre acompañado por su esposa Flavia y su hijo Nahuel. Marcelo por su parte siempre “un todo terreno”. Trabajar en lo que viniera. Corte y limpieza de césped, arreglo de jardines, y en lo atinente a la construcción, en la adecuación y reformas para lo cual lo convocaran. Además de ello, actualmente tiene un kiosco, donde vende diversos productos, de muy variada gama, que atiende junto a esposa Cecilia, pero a su vez continúa con sus múltiples actividades. En lo familiar, ambos hermanos tienen sus familias e hijos, a los cuales no descuidan en lo más mínimo, exigiendo lo que corresponde y corrigiendo, si corresponde, las tareas que sus hijos deben presentar a diario en la escuela. Pero esa rica historia, tiene otros ribetes. Ambos, Julián y Marcelo son amantes de los deportes. En oportunidad del reciente Campeonato de Fútbol, donde estuvieron presentes jóvenes de Cuchilla Alta y  balnearios vecinos, realizado en la cancha de la Plaza de Deportes de la Asociación Fomento Vecinal de Cuchilla Alta, colaboraron con la Subcomisión de Deportes de la referida entidad, lo que permitió lograr un muy buen campeonato. En los pocos momentos libres que les dejaban sus actividades, se pusieron a practicar, a los efectos de participar de la competencia Segunda Edición de la 5 K Playa 2015, que se realizó en la playa de Cuchilla Alta y donde se dieron cita más de trescientos atletas. Entusiastas y con alegría se lanzaron al desafío. Arribaron a la meta tomados de las manos, a pocos minutos de los que a la postre fueron los ganadores, lo cual arrancó el aplauso y los víctores del numeroso público presente. La adhesión de los amigos y la gente en general, que premió el esfuerzo. En la foto los hermanos Julián y Marcelo, junto al periodista Carlos Rodríguez Vivián, colaborador de la competencia, y ataviado para la ocasión, previo a largada de la competencia.

FOTO JULIAN, MARCELO Y CARLOS 5 K PLAYA (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *