Historia de “EL Chorro”

Por: Nuri Schinca

elchorroEl Balneario Cuchilla Alta situado a 72 Km de Montevideo y siendo un lugar muy valorado por el turismo aún no tiene agua potable. Tiene la característica de tener manantiales cuyas aguas corren hacia la playa.
Esto fue aprovechado por los fundadores del balneario: Hermanos Pons, quienes junto con el constructor Don Sixto Calavia durante la década del 30 elevaron esas aguas construyendo un chorro de agua dulce “ Chorro viejo” . Este chorro tenía 2 habitaciones, una para cada sexo, para cambiarse antes de bajar a la playa ya que en ese momento no era usual hacerlo en traje de baño. Esas habitaciones luego fueron tapiadas porque se usaban como retrete.
Había también una corriente de agua dulce que bajaba hacia la playa entre las rocas a la que llamábamos “El charquito”. Recordamos que nos bañábamos allí tirándonos agua con baldes, muchas señoras lavaban allí la ropa ( hay que tener en cuenta que la falta de agua era, y sigue siendo un tremendo problema para los habitantes de Cuchilla Alta).
En la década de 1950 se formó en el Balneario una Comisión de Fomento integrada por gente muy trabajadora, que hizo mucho por el balneario y cuyo presidente era Santiago Ochoa. Aproximadamente, en 1958 se resolvió canalizar el agua que corría por las rocas elevándola y construir 2 chorros de agua dulce. La obra fue realizada por Hebersixto Calavia ( hijo del constructor del Chorro viejo). Los hermanos Pons para preservar las fuentes de agua, determinaron que los terrenos donde manaba y corría el chorro no fueran vendidos. Desgraciadamente la gente que compró los terrenos vecinos hizo los desagües de los baños y cocina hacia las aguas del chorro, lo mismo ocurre durante el recorrido de las aguas que es por cunetas. Esto llevó a que este año las aguas estuvieran tan contaminadas y con tal fetidez que fue imposible seguir utilizándolo.
Queremos recalcar la importancia que El Chorro tiene para un balneario que no tiene agua potable. Durante la temporada hay largas colas de gente esperando para bañarse; se colocaron luces encima para poder utilizarlo de noche
.Es por todo esto que solicitamos a las autoridades competentes que hagan todo lo posible en varios aspectos:
1) Preservar la fuente de agua y su recorrido evitando la contaminación.
2) Limpiar los tramos finales (que frecuentemente se tapan), y evitar que carros de comida o camping acampen en el sector vecino a la playa junto a él.
La no limpieza hace que se tape, y que el agua busque recorrido, formando nuevamente “El Charquito” ¿Será necesario volver al año 1958? Esperemos que No.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *